Reunifica tus deudas: la importancia del historial crediticio

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Pero existen otras cuentas que no debemos despistar en ningún momento, ya sean deudas mes a mes o aquellas que nos llevan a la temida lista de morosos, al acarrearnos mayores consecuencias de las que podemos tener en cuenta en un principio. Es el caso de un mal historial crediticio.

En qué consiste el historial crediticio

El historial crediticio o antecedentes de crédito es un concepto que, como todo el vocabulario financiero, crea muchas dudas, preguntas y respuestas sobre su uso y validez, pero no es más que una información relevante sobre el comportamiento financiero de cada individuo y es sumamente utilizado en cada ocasión que requiramos a alguna entidad de crédito.

Un historial de crédito es por tanto un perfil financiero. Permite a las entidades financieras saber cómo ha manejado su dinero, si de manera responsable o por el contrario con faltas en los pagos, deudas, morosidad etc, de por medio.

Consecuencias del historial crediticio

Un buen historial crediticio te permitirá acceder con mayores facilidades a préstamos, condiciones más beneficiosas y sobre todo tener las bazas necesarias para negociar plazos, cuotas y cualquier otro factor que concierna a la contratación del crédito.

Por el contrario, un historial crediticio negativo te cerrará las puertas a todo tipo de financiación externa o, en el caso de poder acceder a ella, las condiciones serán menos flexibles y la capacidad de negociación nula o casi nula.

Reunifica tus deudas para mejorar el historial crediticio

Por estas razones no debemos conformarnos con ir viviendo al día a día en lo que a cuanto economía se trata. Si tenemos alguna deuda pendiente que nos haya incluido en alguna lista de ASNEF o RAI, podemos acudir a un préstamo que nos ayude a salir de este factor negativo para nuestro historial, pero, sobre todo, si vamos acumulando deudas o no nos salen las cuentas de cuánto pagamos y cuánto ingresamos, la mejor solución la encontramos en la reunificación de deudas.

Mediante la reunificación de deudas no sólo evitaremos antecedentes de morosidad o indicios de que no llegamos a tiempo a realizar pagos acordados previamente, sino que tendremos una visión clara y precisa de lo que ingresamos y lo que gastamos mediante una única cuota reducida que podrá actuar de balón de oxígeno tanto en nuestro día a día como en nuestro historial.

 

Reunifica tus deudas con T-Presta

2016-07-08