Cómo la reunificación de deudas puede ayudarnos en la cuesta de enero

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

El inicio del año suele ser un mes difícil de sobrellevar. Los gastos extra de la etapa navideña y los cambios en algunas cuotas o compromisos financieros pueden llevar a la economía familiar a situarse en una situación realmente compleja acumulando deudas y más deudas.

Ante estas situaciones es importante medir bien los tiempos y evitar que los impagos o aplazamientos se nos vayan de las manos. Y es que si el inicio del año nos ha llevado ante ese aparente callejón sin salida una buena solución puede estar en dar el paso de apostar por una reunificación de las deudas en enero.

Ventajas que la reunificación de deudas en meses como enero puede aportar

¿Qué significa apostar por una reunificación de las deudas?

La reunificación de las deudas supone agrupar en una única operación los pagos de aquellas cosas a las que de manera periódica tenemos que hacer frente. Los gastos derivados del pago de la hipoteca, telefonía, pagos de las mensualidades por la compra de un vehículo, tarjetas de crédito... En definitiva, con este método se concentraría todo en una única hipoteca, por así llamarla en lugar de en diferentes pagos.

"La reunificación de las deudas es una operación que se debe tener en cuenta cuando las deudas acaban por agobiar a las familias convirtiendo en imposible hacer frente de la manera establecida a las obligaciones de pago contraídas."

Para los que estén considerando esta opción es importante consultar bien las condiciones que ofrecen las empresas de financiación privada. Son muchos los casos en los que los bancos deniegan a los usuarios la posibilidad de apostar por estas líneas de financiación. Más en momentos clave como el inicio del año, cuando se acumulan más problemas en los hogares y aumentan las solicitudes relacionadas con operaciones de reunificación de deudas en meses como enero.

Actuar con previsión y no dejar que las deudas vayan aumentando

Las dificultades para hacer frente a los pagos, asumiendo una hipoteca de mayor cuantía hacen a las entidades bancarias ser extremadamente recelosas y temerosas con estas concesiones. Ante esta realidad, es importante saber que hay otras vías más flexibles y con menos tramitaciones para salir del problema, eso sí teniendo claro que es importante no demorar la consulta ni la decisión.

Es importante actuar con tiempo y previsión para acceder de una manera más cómoda a las reunificaciones y eliminar el acecho de las temidas listas de morosos.

Solicitar una reunificación de deudas permitirá a las familias agrupar los pagos en un único bloque de deuda, alargando el pago de amortización. Al elevar el montante y el tiempo para su devolución se suele reducir de manera destacada el desembolso que se realiza de manera mensual. Una situación que en meses como el de enero, cuando los gastos extra de Navidad han dejado las cuentas desordenadas, nos ayudará a capear el temporal económico y evitar riesgos futuros.

Planificación y control para reconducir y sanear las cuentas

Una vez se solicite esta operación es importante llevar un control exhaustivo de los gastos y movimientos que realizan las familias para no incurrir en mayores problemas. La planificación económica es clave y la asignación y cumplimiento de los presupuestos vital para evitar vivir con ahogos económicos y verse ante situaciones complejas como la entrada en las temidas listas de morosos.

Además, es importante tener en cuenta que para poder acudir a este tipo de operaciones una de las deudas a las que se debe hacer frente debe ser una hipoteca. A partir de ahí, la tramitación es sencilla y a través de unas rápidas consultas se evaluará la realidad económica del hogar y se dará una respuesta inmediata para evitar esperas y trámites farragosos.

 

Reunifica tus deudas para pagar menos cada mes con T-Presta

2016-01-27