¿Reformar o comprar? Cuándo conviene hacer obras

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

 

En ese momento, alguien te aconseja otra línea de actuación. Vender tu casa actual y comprar una nueva. ¿Merece la pena? ¿Compraste a buen precio y es una opción a valorar? Analicemos los pros y los contras de una u otra opción.

Reformar o comprar. Pros y contras de ambas opciones

-Analiza tu actual vivienda. Tómate tu tiempo, no es una decisión sencilla. Para que no te de demasiados quebraderos de cabeza debes hacerte preguntas del tipo ¿realmente te gusta la casa donde vives? ¿en tu mente está hacer un gran cambio o con una reforma de electricidad, tuberías, cocina, baños y pintura serviría?

-Pide presupuestos y compara. Una vez que ya tienes claro qué reformas quieres llevar a cabo en tu casa, es hora de recopilar todo la información posible. Pregunta a distintas empresas y  expertos en reformas para que resuelvan todas tus dudas. Ellos te dirán si pueden llevarse a cabo todas las reformas que tienes en mente. Por desgracia hay cosas que por motivos estructurales no se pueden modificar o se tiene que hacer de forma distinta a como imaginabas. Tres presupuestos distintos son suficientes para que puedas hacerte una idea de precios y valorar si te conviene o no realizar la inversión.

Ten en cuenta que una reforma estructural conlleva costes mucho más elevados. Cuanto antes sepas cuánto va a costar, mejor, para ver si el cambio a otra casa es viable o tampoco lo compensa.

-¿Quieres seguir viviendo en tu mismo barrio? Si la respuesta es positiva una reforma de tu piso actual puede ser más que suficiente a no ser que no satisfaga tus necesidades.

En el caso contrario te aconsejamos que mires en portales de compra venta y en inmobiliarias los precios por los que se mueven las viviendas a las que aspiras. Acota en qué zonas resides y dónde te gustaría hacerlo.

-Cómo financiar tu nueva casa. Se trata de un punto determinante a la hora de tomar la decisión en familia. Debes saber cuánto te costó la casa y por cuánto podrías venderla. Infórmate sobre el precio del metro cuadrado de la zona a la que quieres ir. Haz cuentas para concretar cuánto dinero necesitarías pedir prestado, ¿Tienes posibilidades de que te lo concedan? ¿Habéis hablado ya con vuestro banco? ¿Y valorado otras opciones como el capital privado?

¡Ponte manos a la obra y comienza a hacer tu lista de pros y contras! 

 

Consigue financiación para reformar tu casa con T-Presta

2016-04-18