Cómo los préstamos hipoteca compra-venta pueden evitar malvender mi vivienda

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Cambiar de casa: ¿Cuándo es el mejor momento?

Nuestra vida va evolucionando y con ella nuestras necesidades. Donde al principio vivíamos tan agusto y era completamente suficiente, ahora se nos ha quedado pequeño. La llegada de una pareja, la familia después... hace que el espacio sea una cuestión importante cuando se trata del lugar que habitamos. Además, seguramente querremos estar en un entorno que nos resulte adecuado para nuestros hijos, cerca de los colegios que nos gustan, actividades deportivas y zonas en las que puedan jugar con sus amigos.

Otro cambio que puede llevar aparejado un cambio de vivienda se refiere al ámbito laboral. Con la experiencia de estos años de crisis económica la movilidad por el territorio nacional (e incluso internacional) se ha convertido en algo cotidiano. Por ello, si has cambiado de trabajo, ya llevas un tiempo en tu nuevo puesto y sientes que está consolidado, quizás estés pensando en mudarte para estar más cerca de la oficina.

Sea por el motivo que sea, seguro que ya has empezado a fantasear con la idea e incluso a mirar casas a través de los distintos portales inmobiliarios que funcionan en internet. El problema viene a nuestra mente cuando nos enamoramos de una nueva casa, vamos a verla, confirmamos el flechazo y pensamos: ¿pero es un buen momento para vender mi casa? Aunque la situación está mejorando, este proceso es lento. Sin embargo, hay previsiones que hablan ya de alzas en los precios durante este 2016, por lo que tampoco anda muy lejos el momento en el que puedas vender tu casa a un precio razonable.

El préstamo de hipoteca de compra-venta te permite cambiar de casa

La hipoteca compra-venta como solución

Si te encuentras en la situación que acabamos de describir, seguramente te interese informarte a fondo sobre la hipoteca compra-venta. Gracias a este tipo de producto financiero recibes un préstamo para poder comprar tu nueva casa sin tener que malvender la primera. Con ello ganas tiempo para esperar a que la situación mejore un poco más o encontrar al comprador que esté dispuesto a pagar tu precio de venta.

Lo mejor es que estamos hablando de periodos de tiempo de respuesta muy cortos. En tan sólo diez días puedes tener una contestación, después de que los expertos hayan estudiado tu caso en profundidad. Una vez aprobado, dispones de liquidez al instante para poder comprar la casa de tus sueños. El hecho de que sea un proceso rápido es sumamente importante, ya que cuando encontramos una oportunidad en el mercado inmobiliario hemos de saber aprovecharla de la manera más inteligente. ¿Por qué renunciar a vivir donde quieres y como quieres teniendo la opción de la hipoteca de compra-venta?

 

El préstamo de hipoteca de compra-venta te permite cambiar de casa

2016-03-09