Préstamos con licencia para taxistas. Un salvavidas para asegurar tu futuro

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Si eres taxista, bien sabrás lo complicado que es amortizar el coste de la concesión con lo obtenido por el trabajo día a día, por lo que toda rentabilidad que se pueda obtener más allá del uso de la licencia, supone todo un alivio para el gremio.

Este es el caso de los préstamos con licencia de taxis, que equiparan de forma justa el valor de la licencia como si fuera el de una propiedad en activo.

Licencias de taxis: un valor seguro

Cuando nos metemos en una vivienda, nos metemos en una inversión que, aunque nos cueste nuestro esfuerzo pagarla, sabemos que se puede rentabilizar más allá de su uso como hogar. Es el caso de las garantías hipotecarias y otros productos financieros que se nos otorgan con todas las garantías al avalar mediante nuestra casa.

En el caso de la licencia para taxis, además de recoger los principios más atractivos de convertirse en autónomo: independencia y posibilidades económicas, se nos puede equiparar su valor con el de la vivienda, sirviendo de esta forma su hipotético uso como aval.

No se trata de adquirir una licencia de taxi por el simple hecho de servirnos como aval, sino de suponer un plus dentro de la economía del taxista, el poder el día de mañana, responder con su licencia ante una posible necesidad económica, blindándose de esta forma el futuro económico un poco más allá.

El valor de la licencia como justificante

Seguramente, si eres taxista te lo tuviste que pensar más de dos veces a la hora de seguir con tu vocación al comprobar que el coste de las licencias es muy elevado, superando de media los 100.000 euros, precio fácilmente comparable al de la adquisición de una vivienda.

Es por ello por lo que si es más que habitual, encontrar productos financieros que usen la vivienda como aval debido a que es de las mayores inversiones económicas que se pueden dar de forma cotidiana, una licencia de taxi que se equipara con el valor medio de una vivienda, debería servir igualmente como activo económico.

Ante esta lógica, nos encontramos con los préstamos con licencias para taxis, donde con condiciones muy similares a las que nos encontraríamos al avalar una vivienda, podemos acceder a un préstamo de grandes cantidades.

Como el valor de una segunda vivienda

Al haber hecho frente a tan alto gasto en la licencia para taxis, te encuentras en la posición de, ante un gasto o imprevisto, poder hacerle frente avalando tu hogar y/o tu licencia de taxi, sirviendo esta de complemento, de plan B o en el peor de los casos para no perder directamente tu hogar.

La licencia de taxi puede llegar a cubrir hasta un 60% de la cuantía a percibir en el crédito. Y como no hay nada en temas financieros como ver una solución resuelta de ejemplo, podemos tener una idea aproximada de hasta qué punto nos puede servir la licencia de taxi para “tapar agujeros” con el siguiente cálculo:

Si de media una licencia para taxis tiene un valor de 100.000 euros, cubriéndonos su garantía como aval hasta el 60% con un interés anual del 8%, significa que podemos acceder hasta un total de 60.000€ sin aportar más que la licencia como aval. Sin comprometer la vivienda o añadirle cargas a la hipoteca.

Una solución coherente “de justicia”

Gracias a este producto, se da salida a una necesidad de un gremio, el de taxistas, cuyo esfuerzo, trabajo y dedicación diaria y que tanto han tenido que tirar de calculadora para obtener algo tan básico como un permiso para ejercer su trabajo, no se veía económicamente recompensado más que en lo que habían obtenido día a día en la carrera.

Con los préstamos con licencia de taxis se les otorga otro colchón financiero que tanto merecen.  

 

Consigue financiación privada gracias a T-Presta y a tu licencia de taxi como garantía

2015-07-29

Text us
Facebook Messenger
Telegram
WhatsApp