Todo lo que necesitas saber sobre un crédito hipoteca puente

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Esta flexibilidad es necesaria en un mundo cada vez más cambiante. Cambiamos constantemente de puesto de trabajo, lugar de residencia, planes vitales, etcétera. Gracias a los créditos de hipoteca puente podemos cambiar de casa cuando nuestra familia se vuelva más grande o cuando nos mudemos a trabajar a otro lugar, incluso si contamos con una hipoteca por pagar todavía.

¿Cómo funciona el crédito hipoteca puente?

Una hipoteca puente, también conocida como hipoteca de cambio de casa, consiste en dos hipotecas unificadas en una sola. Es decir, contando con la hipoteca de la vivienda antigua y la de la nueva a la que nos vamos a mudar, unificamos ambas en una única hipoteca hasta que se venda la primera.

Hasta que consigamos vender la antigua casa pagaremos una única cuota, que siempre será más reducida que si pagásemos las dos hipotecas por separado. Una vez nos hayamos desprendido de la primera vivienda pasaremos a pagar una hipoteca convencional para la nueva casa.

En definitiva, se trata de una herramienta útil para poder comprar una casa nueva sin necesidad de malvender rápidamente la anterior, reduciendo a la vez los costes de contar con dos hipoteca simultáneas.

Características del crédito hipoteca puente

Cuando vayas a solicitar una hipoteca cambio de casa a alguna entidad financiera de préstamos con garantía hipotecaria, verás que existen ciertos requisitos o características intrínsecas a este tipo de créditos de hipoteca puente.

Primero de todo contamos con un plazo entre 2 y 5 años para vender nuestra vivienda anterior. Es decir, a partir de los 5 años es obligatorio que pasemos a contar con una única hipoteca convencional. Además, la máxima financiación que podremos conseguir será del 80% sobre el valor de la tasación de las dos garantías. Cifra que puede variar en función de la entidad prestamista.

Como característica ventajosa recordar que la primera amortización cuando consigamos vender la primera vivienda tendrá una comisión de cancelación del 0%. Además, en los primeros cinco años hasta que consigamos vender la primera vivienda, la cuota reducida estará adaptada a nuestras posibilidades de pago, de forma que no tendremos prisas para vender la casa y podremos así buscar las condiciones que más nos favorezcan.

En definitiva, el crédito hipoteca puente es un producto financiero que nos posibilita cambiar de casa incluso cuando todavía estamos pagando la anterior. De esta forma podamos tomarnos el tiempo para vender la casa por unas condiciones favorables y sin prisas mientras nos mudamos a la nueva.

2016-08-16