Tengo nómina y no puedo acceder a un préstamo, ¿qué hago?

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Aunque hayas conseguido un trabajo, muchas veces no es suficiente para poder solicitar un préstamo. Y esto puede deberse a múltiples causas. Por ejemplo, puede darse el caso de que estés encadenando uno tras otro contratos temporales, algo con lo que difícilmente van a concederte un crédito en una entidad bancaria convencional. También puede ser que, a pesar de tener un vínculo con una empresa de forma más permanente, tus ingresos sean tan bajos que el banco tampoco quiera negociar contigo un producto financiero de este tipo. Sea cual sea tu situación, si no te dejan acceder a préstamos sin una nómina que cumpla con sus estrictas condiciones, tienes otras alternativas que debes considerar si necesitas dinero.

Préstamos sin nómina

Préstamos sin nómina, una opción en el mercado

En la actualidad encontramos en el mercado una gran cantidad de opciones entre los distintos productos financieros que se ofrecen. Y, por ello, es muy importante estar muy bien informados a la hora de tomar una decisión. Quizá han aparecido alternativas que desconocías, como las entidades de capital privado que ofrecen préstamos sin necesidad de tener una abultada nómina para poder solicitar un préstamo. De hecho, no es necesario en absoluto que demuestres tener una. Estas empresas ofrecen alternativas diferentes con las que puedes acceder a dinero para cualquier imprevisto que te haya podido surgir o para hacer frente a un gran gasto que vayas a tener.

Además, otra de las características que tienen es que el proceso de petición de un préstamo es muy rápido. Está todo bastante sistematizado, por lo que a través de internet o fax envías la documentación necesaria y en 24 horas se analiza tu caso. Después un asesor se pone en contacto contigo para explicarte las opciones que mejor se adaptan a tus necesidades. Entre ese momento y la firma del contrato pasan tan sólo cinco días, por lo que en muy poco tiempo puedes tener disponible el dinero que necesitas.

Un empujón para conseguir lo que quieras

Si tienes un trabajo temporal o tus ingresos son muy bajos, quizá necesites dinero porque has tenido una idea para emprender, quieres montar un pequeño negocio y probar suerte. Sin lugar a dudas, es una alternativa muy válida, pero has de estudiar a fondo si es viable a nivel económico. La parte de conseguir el dinero ya la tienes resuelta, pero es necesario realizar una buena planificación en la que establezcas cómo vas a devolverlo. En los últimos años ha habido un boom de la actividad emprendedora debido a la mala situación económica en el país, pero no todas las historias han tenido final feliz. Llevar un negocio es una tarea dura y es algo que no hay que perder de vista. Es importante tener una buena formación relacionada con todos los aspectos del emprendimiento y hacer un buen análisis.

Otras situaciones en las que puedes necesitar dinero es ante la decisión de una operación estética que no cubre la seguridad social. Es muy habitual hoy en día que la gente recurra a esta opción ante algún tipo de complejo. Se trata de un paso que ha de tenerse muy meditado.

También puede ser que tu coche te haya dicho definitivamente “¡Hasta siempre!” y sea el momento de comprar uno nuevo o de segunda mano. Estudia bien todas las opciones a tu disposición antes de decantarte por uno.

En cualquier caso, es muy importante que, sea el motivo que sea el que te ha llevado a pedir un préstamo, seas realista en cuanto a la forma en que vas a devolver el dinero que recibes. Haz un estudio de la situación y establece un plan de devolución para tenerlo todo bien atado.

 

Consigue liquidez sin necesidad de nómina ni aval con T-Presta y tu hipoteca como garantía

2015-11-16

Text us
Facebook Messenger
Telegram
WhatsApp