Gastos a tener en cuenta a la hora de vender nuestra casa

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Notario e impuestos que tener en cuenta

Lo primero que debemos considerar son los gastos que nos va a implicar vender nuestra actual vivienda. El primero de ellos es el que supone los servicios del notario, que estará presente durante la firma del contrato de compra-venta entre el vendedor y el comprador. Esta tarifa suele ser de alrededor de 700 euros y debería pagarse al 50% entre ambas partes.

Por otro lado, tenemos el impuesto municipal, que recibe el nombre de Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Se estima con el valor catastral del suelo y de la edificación, además del número de años que se ha tenido la vivienda. Se trata de una cantidad que calcula el propio ayuntamiento.

Hacienda también reclama una parte cuando se trata de la venta de una vivienda. Se trata de la plusvalía o incremento patrimonial. Sin embargo, hoy en día pocas personas tienen que pagarlo ya que el valor actual suele ser inferior de lo que era hace unos años. Si corresponde abonarlo habrá que hacerlo en la declaración de IRPF.

Gastos a tener en cuenta a la hora de vender nuestra casa

Cancelación de hipoteca y dejar la vivienda libre de cargas

También hay que tener presentes otro tipo de gastos como el que se refiere a la cancelación de la hipoteca. Este valor suele ser un 1% de la deuda que queda pendiente, aunque deberás consultar tu documentación para saber cómo te afecta. Una cantidad que tendremos que sumar a la lista que estamos elaborando para conocer el total que nos va a suponer la venta de nuestra vivienda.

Por último, tampoco podemos perder de vista un hecho sencillo pero que se nos puede escapar con tantos datos. Y es que debemos dejar la vivienda libre de cargas, con todos los recibos de la comunidad de vecinos pagados y si deudas en cuanto a la contribución del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), la tasa de basuras, etc.

¿Cómo hacer más ligero este proceso?

Cuando nos enfrentamos a la decisión de venta de nuestra vivienda normalmente lo hacemos para cambiar a otra casa. Nuestras necesidades varían con el tiempo y eso suele traducirse en buscar un espacio diferente que habitar. Si hemos decidido este giro en nuestra vida debemos informarnos adecuadamente de todas nuestras opciones. Un claro caso en el que podemos salirnos beneficiados es la hipoteca puente, con la que podemos comprar una vivienda nueva sin tener que malvender la nuestra deprisa y corriendo. Acertar con los tiempos es toda una ciencia pero sin duda poder realizar todo el proceso con calma jugará a nuestro favor, ya que podremos encontrar al comprador que realmente nos interesa y que esté dispuesto a pagar aquello que a nosotros nos resulta rentable económicamente.

 
Con T-Presta tu préstamo hipoteca-puente para que la venta de tu casa no te suponga un problema

2016-03-01