Financiación sin nómina: no esperes a agotar la ayuda por desempleo.

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Encontrarnos en una situación de desempleo entraña muchas dificultades económicas, por lo que conviene planificar muy bien las cuentas llegados a esta situación y hacer malabares para que nos llegue con la prestación por desempleo.

Esta situación requiere mucha cabeza fría, por lo que debemos asegurarnos que mientras dure, nunca falte una fuente de ingresos y centrar nuestros esfuerzos en la consecución de un buen puesto de empleo o incluso emprender.

Soluciones ante la falta de liquidez

Por desgracia, desde que se pierde un puesto de empleo hasta que se consigue otro nuevo suele pasar un tiempo prudencial en el que la ayuda se debe destinar a afrontar los pagos mientras se está buscando un nuevo puesto pero, ¿Qué ocurre ante un imprevisto?

Lo económico no debe ser un dolor más de cabeza, e insistimos, los esfuerzos deben ir encaminados a salir de la situación de desempleo y buscar un nuevo puesto, formarnos adecuadamente. Para ello, conviene que tengamos a mano un buen plan B que nos salve de apuros: ya sea un colchón financiero, ahorrillos que tengamos acumulados, complementos a las ayudas por desempleo o una fuente de financiación que nos permita acceder a préstamos sin nómina si no tienes trabajo.

Conseguir liquidez sin nómina con T-presta cuando hemos perdido el empleo

La emprendeduría como salida 

Ser nuestra propia fuente de trabajo e ingresos puede ser una salida más que interesante si el proyecto que tenemos en mente es viable.

Poner en marcha nuestro propio negocio soluciona el problema de obtener liquidez mes a mes, pero existe el inconveniente de que la puesta en marcha requiere de una inversión que puede que no dispongamos, además de necesitar una fuente de financiación.

Para ello, resulta más que interesante la opción de acceder a un préstamo en el que se use la vivienda como aval. Normalmente los bancos son reticentes a prestar dinero a desempleados puesto que consideran que puede ser complicado para esa persona devolver el dinero entregado, pero mediante estos productos en el que es nuestra propia casa el avalista, podremos obtener el empujón necesario para salir adelante y reinvertirlo en nuestro proyecto.

Es muy importante que en este último caso, contemos aún con la ayuda para el desempleo que nos pueda servir del colchón, así como un plan de negocio solvente y que carezca de riesgos. Las aventuras empresariales están bien, pero lo que interesa a este momento es buscar directamente la rentabilidad.

Nunca perder la perspectiva

En definitiva, lo importante en una situación de desempleo es siempre mantener la calma y permanecer centrados y con perspectivas de revertir la situación en un corto plazo: ya sea buscando empleo o emprendiendo, pero nunca dar un paso al frente sin medir las posibles consecuencias ni improvisar.

Para ello, insistimos en la importancia de seguir ciertas buenas prácticas como tener el plan B financiero que nos salve de un imprevisto a mano y procurar tener resuelta la situación o encaminada a ello antes de agotar la prestación por desempleo.

 

Consigue liquidez sin necesidad de nómina ni aval con T-Presta y tu hipoteca como garantía

2015-08-13