¿Cuesta de enero? Financiación para pasarla sin problemas

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Comienza el nuevo año y junto a la alegría de las fiestas arranca también una etapa en la que la mayoría de los hogares se ven obligados a apretarse el cinturón para compensar los excesos que han acompañado a las celebraciones navideñas. Enero hace acto de presencia y toca planificar y reconducir las cuentas para afrontar un 2016 como se merece.

Con el objetivo de empezar el año con buen pie y sin agobios, una buena opción es buscar una fuente de financiación para hacer frente a la cuesta de enero. Un préstamo cómodo y ajeno a las largas tramitaciones que suelen darse en las entidades bancarias, con el que contar con liquidez de manera inmediata y no incurrir en deudas que hagan tambalearse la economía familiar.

Deseos y propósitos para exprimir al máximo el 2016

Dinero en mano, el siguiente paso debe ser coger lápiz y papel para aprovechar bien esa inyección de capital y planificar el nuevo año de forma objetiva para hacer realidad aquellos compromisos y propósitos que nos ayudarán a disfrutar este 2016 al máximo.

Y es que la cuesta de enero no debe ser un impedimento para poner sobre la mesa esa lista de propósitos para el año nuevo y comenzar a practicar alguna actividad deportiva, formarse en alguna disciplina o darse un capricho en el plano de la salud o la estética. Se trata de actividades que requerirán de un desembolso y que llegan en esa temida cuesta de enero, pero que con planificación y la financiación adecuada se pueden realizar sin quebraderos de cabeza.

A modo de inspiración compartimos algunos de los propósitos en los que han coincidido muchos españoles, compromisos entre los que el deporte ocupa una posición destacada como vía para poner fin a un estilo de vida sedentario a favor de unas rutinas saludables y llenas de vitalidad.

Financiación para pasar la cuesta de enero

Deporte, formación e idiomas frente a hábitos poco saludables

Natación, tenis, yoga, surf, karate, la opción de inscribirse en un gimnasio…, las posibilidades son muchísimas. Y para afrontarlas con continuidad y no verse obligados a abandonarlas a mitad de ejercicio por problemas financieros, el inicio del año es clave para hacer números, estructurar los gastos mensuales y ajustar las cuentas familiares.

El mes de enero es, además una época plagada de ofertas en instalaciones deportivas, que bien saben el papel que juega el deporte en los propósitos de cambio de muchas personas.

Aprender un idioma, o formarse en alguna disciplina o actividad de una forma constante y comprometida es otro de los retos que encabezan esta tabla de buenas prácticas. Al igual que en el punto anterior para llevarlo a cabo de una manera efectiva, esta apuesta debe ser a largo plazo y debe estar prevista en la estructura de gastos familiares para afrontar de forma cómoda las matrículas y gastos iniciales, así como las cuotas mensuales que este pulso lingüístico supone.

Estructuración de las cuentas, planificación y fuentes de financiación

Cuidarse más en el plano estético y de la salud es un compromiso que no debe verse como secundario. Escuchar al cuerpo y destinar una partida a aspectos importantes como la salud dental, el cuidado de la espalda o aquellos tratamientos que nos ayuden a combatir el estrés son una forma de afrontar el día a día protegiendo la máquina más valiosa que tenemos.

Embarcarse en tratamientos para dejar de fumar o corregir cualquier mal hábito que está presente en el día a día es otro reto importante por el que bien vale la pena estructurar la economía familiar. Así como, apostar por respuestas económicas como las que encontramos en los préstamos con garantía hipotecaria, y que resultan la mejor forma de  sortear la cuesta de enero y avanzar con optimismo y fortaleza en este recién estrenado 2016.

 
Soluciona tus problemas financieros mediante capital privado con T-Presta

2016-01-04