Créditos sin aval: Una inyección de dinero para reciclarse en el mundo laboral

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

La situación del mercado laboral comienza a recuperarse pero las reglas del juego han cambiado para muchos perfiles profesionales. La realidad obliga y va a obligar a más de uno a apostar por la palabra reciclaje o la actualización de conocimientos para mantenerse o ascender en sus respectivas empresas, lograr un nuevo puesto de trabajo si se está en situación de desempleo o apostar por la vía del emprendimiento.

El paso por las aulas puede suponer un gasto extra y para muchos convertirse en una asignatura compleja a la hora de cuadrar sus presupuestos. Sea como sea se trata de una necesidad que llega de la mano de las nuevas exigencias del mercado de trabajo centradas en la demanda de perfiles cada vez más especializados, de la exigencia de idiomas o de la apertura de nuevas vías de negocio que obligan a los trabajadores a dar un giro profesional y apostar por las modalidades de freelance o autónomos.

Los créditos sin aval permiten aumentar la formación y posibilidades de crecimiento en el mundo laboral

Puntos que se deben tener en cuenta al pedir un préstamo

En esta tesitura en la que se necesita dinero extra y de manera rápida muchas personas recurren a la familia o a personas del círculo de amistades más cercano. Una vía que debe meditarse muy bien, ya que solicitar un crédito con aval compromete a terceros y en más de un caso puede llegar a generar complicaciones o desencuentros.

En la actualidad y con la finalidad de responder a necesidades como el reciclaje profesional existen empresas de capital privado centradas en ofrecer créditos sin aval ajustados a las particularidades de los solicitantes. Unas fórmulas accesibles en tiempo y cuantía, ya que se gestionan de forma online anulando el papeleo y con el dinero en cuenta en un plazo máximo de 24 horas.

Perfiles hiperespecializados que llevarán a muchos de nuevo a las aulas

Y es que el tiempo y la visión de futuro van a ser clave para la supervivencia en el mundo laboral de diferentes perfiles profesionales. En el caso de algunos puestos técnicos acreditar el paso por las universidades o ciclos formativos ya no va a ser suficiente y se requerirá de perfiles hiperespecializados capaces de aportar un plus o valor añadido a las empresas o compañías.

Las exigencias del mercado laboral y el trabajo cada vez más globalizado exigen perfiles profesionales actualizados y capaces de volver a pasar por las aulas para aportar valor diferencial a las empresas

Los posgrados, clases técnicas o la realización de un máster van a planear sobre la cabeza de muchos trabajadores que hace ya tiempo dejaron las aulas y no tenían en mente volver nunca más a ellas.

De igual manera, la globalización y los nuevos métodos de trabajo están obligando a más de uno a centrar esfuerzos en la parcela de los idiomas. Una asignatura para muchos españoles pendiente en lenguas como el inglés y que ya no es negociable para la mayoría de las empresas.

Los idiomas, una asignatura pendiente que se debe superar

Las clases de idiomas o los programas de inmersión lingüística van a ser una obligación para muchos trabajadores que quieran mantener sus puestos, así como para aquellos que se encuentren en situación desempleo y quieran reforzar sus perfiles y ser más competitivos.

Además, la apuesta por reducir costes y aligerar las estructuras de las empresas ha llevado a muchas enseñas a cerrar filas en torno a la externalización de servicios generando nuevas oportunidades de negocio para determinados perfiles profesionales. Un paso interesante para muchas personas que requiere en algunos casos de la apuesta por solicitar, por ejemplo un préstamo y montar una empresa o tomar las riendas de la situación para trabajar por cuenta propia como freelance.

 

Consigue liquidez sin necesidad de nómina ni aval con T-Presta y tu hipoteca como garantía

2015-11-25