Créditos rápidos sin nómina: cómo emprender desde el paro

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Cuando una persona se encuentra en situación de desempleo es un buen momento para explorar todas las opciones a su disposición. Lejos de pensar que lo que ha ocurrido ha sido un desastre hemos de intentar ver el lado positivo, así que podemos enfocar el hecho de que nos hayan despedido como una nueva oportunidad para dedicarnos a algo diferente. De hecho, hay muchas personas que tienen una pasión a la que siempre han querido dar rienda suelta pero nunca han podido por las circunstancias. Por ello, quizá sea un buen momento para analizar la posibilidad de emprender un negocio. Para lograrlo una opción es empezar poco a poco, con pequeñas inversiones. Y si nos decantamos por ello, los créditos rápidos sin nómina que podemos obtener a través de internet son una posibilidad muy interesante a tener en cuenta.

 

Emprender es una forma de salir de la situación de desempleo

 

Emprender desde cero: cómo empezar

Ha habido una época en la que las altas cifras del paro han hecho perder a muchos la esperanza de encontrar otro empleo. Sobre todo, cuando nos encontramos en cierto rango de edad en el que nos preocupa que no nos seleccionen en un proceso debido a ello. Igualmente, muchos jóvenes y no tan jóvenes han decidido que la solución a su situación de desempleo era emprender.

Debido a este boom de emprendimiento que hemos vivido podemos encontrar muchos recursos para analizar si nuestra idea puede terminar siendo un negocio. Las distintas cámaras de comercio, las asociaciones, los mismos ayuntamientos y muchas otras entidades públicas y privadas están ofreciendo formación al respecto para todo aquel que esté interesado. Es más, el perfil de desempleado se tiene muy en cuenta en estas iniciativas, ofertando ventajas especiales para este colectivo. También encontramos un gran abanico de posibilidades en los cursos online que existen para emprendedores. Un punto en el que tenemos que tener cuidado porque ha sido una moda que ha traído consigo mucha gente no preparada que ofrece consejos sin una trayectoria que le avale.

Una buena forma de empezar a inspirarse es ver algunas de las charlas de TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño). Son muy famosas en el mundo entero, ya que por ellas pasan profesionales y personas interesantes de gran cantidad de ámbitos y sectores. En internet puedes encontrar los vídeos (algunos de ellos subtitulados al español) y empezar a reflexionar sobre las cuestiones que se plantean en estas charlas.

 

El plan de negocio o la metodología Lean Startup

Si te decides a hacer alguno de los cursos de los que hemos hablado anteriormente o a acudir a alguna de las charlas, seguramente te hablarán del plan de negocio. Es la base sobre la que debe asentarse todo tu proyecto, una hoja de ruta que hemos de seguir para dar los pasos en la dirección correcta. También encontramos teorías que opinan que este documento no es necesario y que es mejor la metodología Lean Startup. Ésta se basa en una estrategia empresarial que impulsa servicios y productos sin realizar los estudios de mercado previos, lanzando un prototipo y ver cuál es la reacción de los consumidores. Una vez que tienen esta información la utilizan para adaptar la producción y comercialización.

Gracias a las herramientas que hoy en día nos proporciona internet cualquiera puede emprender un negocio low cost, con muy poco dinero. Es cuestión de realizar una análisis previo del mercado, ver cómo puede encajar tu idea en todo ello y lanzarla. Puedes elegir la opción del plan de negocio o la metodología Lean Startup. En cualquier caso, es importante tener las ideas claras y estar muy informado del sector en el que vamos a desarrollar nuestra actividad emprendedora.

 

Consigue liquidez sin necesidad de nómina ni aval con T-Presta y tu hipoteca como garantía

2015-10-19