Créditos hipotecarios para hacer frente a los gastos en vacaciones

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

 

Piensa en que se trata de un gasto que puedes computar anualmente, no valores solo las cosas a corto plazo y date cuenta de que realmente es algo que necesitas y que tenías pendiente y ¿por qué desaprovecharlo? Quizás si tienes algún que otro apuro económico, solicitar un crédito hipotecario para financiar gastos extras estacionales sea el último empujón que necesitas no sólo para comenzar a preparar la maleta, sino para marcharte a tu paraíso particular con las cuentas bien saneadas y sin deudas que te produzcan malestar de cabeza.

El año que viene igual te surgen otros imprevistos, aumentan tus dudas y no puedes permitirte esas vacaciones que tanto te mereces. Piensa en tu pareja o en tus hijos y en lo felices que seréis estos días juntos.

Aquí te damos algunas ideas para correr con los gastos.

Consejos para hacer frente a los gastos en vacaciones gracias a los créditos hipotecarios

Ideas para hacer frente a los gastos en vacaciones

Cuanto antes mejor

Lo primero que has de hacer es decantarte por un destino. Hazlo lo antes posible si quieres ahorrar, pues los precios son mejores si reservas con antelación.

Si tienes la fortuna de planear tu viaje a mes vista encontrarás descuentos tanto en el transporte como en el hospedaje pues suelen ofertarse precios más bajos de hasta un 15 y un 20% de rebaja.

Elige entre las muchas posibilidades a tu alcance si quieres ahorrar en el hospedaje. Aloja a alguien en tu casa mientras estás fuera o viceversa, busca hoteles alternativos… Todas ellas son opciones más baratas y mucho más especiales que dormir en un hotel.

Evita que se te acumulen las cuotas en los meses de verano

Aunque cuentes con el dinero extra que te va a proporcionar el reservar todos los detalles con antelación, nunca está de más que intentes evitar pagos anuales en los meses de verano o en los previos, pues pueden hacer que tengas más dificultades de las que esperabas a la hora de conseguir el dinero que necesitas. Un ejemplo pueden ser los seguros de vehículos, inmuebles, así como sus respectivos impuestos. Infórmate sobre si es posible mover los plazos a otro momento del año o fraccionarlos para pagarlos en varias veces.

Ten en cuenta que ahora que hace un temperatura agradable,  ni mucho frío ni mucho calor, no se suele tener un gasto muy elevado en la climatización del hogar, ni se paga calefacción o aire acondicionado, por lo que es el momento ideal para hacer las reservas ya que cuentas con un poco más de margen que destinar al pago de las vacaciones

¿Has tenido en cuenta los ingresos extra?

La paga de verano sin duda es uno de los extras estrella gracias a la cual es posible irnos de vacaciones año tras año. Aun así te aconsejamos que vayas ahorrando un poco de cada paga durante todo el año. Si no ha sido posible, lo ideal es que acudas a la financiación con garantía hipotecaria de manera que  puedas devolver la cantidad solicitada en varios meses.

Recuerda que es en estos meses previos cuando debemos hacer la declaración del IRPF. Con un poco de suerte y si has sido previsor, es posible que te haya salido a devolver. ¿Qué mejor forma que emplear ese dinero que en cuidarnos a nosotros mismos y a los que más queremos?  

Date prisa y empieza a planear tus vacaciones, el tiempo es oro: ¡Disfrútalo!

 

Con el crédito hipotecario T-Presta, vete de vacaciones sin quebraderos de cabeza

2016-06-02

Text us
Facebook Messenger
Telegram
WhatsApp