Cambiar de casa fácilmente con los préstamos hipoteca puente

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Nuestras vidas evolucionan de manera constante y por ello no somos los mismos que los que fuimos hace cinco, diez, quince o veinte años. Tampoco lo son nuestras necesidades, que van cambiando con el paso del tiempo. Cuando nos independizamos buscamos una habitación en un piso compartido, más tarde, en pareja, compramos una casa cómoda para dos; cuando llega la familia ésta poco a poco se queda pequeña y muchas veces pasamos a algo más grande; y, por último, cuando todos vuelan del nido es cuando nos empieza a sobrar espacio de nuevo. Por ello, mantener la misma casa durante toda la vida es algo que ya hay mucha gente que no se plantea, sobre todo teniendo en cuenta las muchas posibilidades que nos ofrece el mercado inmobiliario. Entre estas opciones contamos con facilidades como los préstamos hipoteca puente, con los que podemos obtener liquidez si se da el caso de que queremos comprar una nueva vivienda pero todavía no hemos conseguido vender la nuestra.

Hipotecas puente para comprar una vivienda y vender la nuestra sin problemas

Comprar una nueva casa antes de vender la nuestra

En ocasiones las oportunidades hay que cogerlas al vuelo, como vienen. Y es que cuando queremos cambiar la vivienda que actualmente habitamos por otra que se adecúe más a nuestras circunstancias, a veces todo pasa demasiado rápido. Lo ideal es que cuando tengamos claro que queremos comprar una nueva casa, pongamos a la venta la nuestra y empecemos a realizar la búsqueda. Esta puede alargarse durante mucho tiempo, ya que no siempre encontramos fácilmente lo que queremos. Aunque también puede ocurrir todo lo contrario. Por ello, hay que tener claras las ideas para iniciar el proceso y tener capacidad de maniobra.

Además, es importante saber por cuánto queremos vender y por cuánto comprar, realizando nuestros cálculos. En este punto, lo que más interesa es lograr la venta de nuestra actual propiedad lo antes posible, para lo que es interesante seguir los consejos de los expertos para vender rápido y sacar el mayor beneficio.

Y si a pesar de eso nos hemos enamorado ya de lo que será nuestro hogar pero no hemos conseguido un comprador para nuestra antigua vivienda (o una oferta que se ajuste a nuestros objetivos de venta), tenemos la opción de las hipotecas puente. Gracias a ello dispondremos de liquidez en el espacio de tiempo entre un proceso y otro.

Hacer números: fundamental

Contemplar todas las opciones y llevar a cabo una buena planificación económica es fundamental cuando se trata de préstamos e hipotecas. Hay que tener presente que se trata de operaciones que van a condicionar nuestro presupuesto familiar durante muchos años, por lo que la mirada a largo plazo es absolutamente necesaria. En este sentido, es interesante plantearse el ejercicio de realizar supuestos en el caso de que las cosas nos vayan de una manera o de otra.

Además, si vamos a pedir cualquier tipo de producto financiero es importante que nos asesoremos bien e informemos en profundidad de todas las características que lleva aparejadas. Acudir a nuestra entidad bancaria con todos los conceptos claros nos ayudará a llevar a cabo la negociación de la forma más beneficiosa posible.

En este punto es interesante resaltar que mientras que el banco tardará algunos meses en darnos respuesta a si nos concede el préstamo hipotecario o no, con las distintas soluciones financieras que tenemos a nuestra disposición en la actualidad podemos ir avanzando la compra de nuestra nueva casa. Una opción que debemos estudiar a fondo para saber si el préstamo hipoteca puente puede ser la mejor solución para nuestro caso en particular.

 

Contrata tu hipoteca puente con T-Presta y despreocúpate

2016-01-22